Jueves 20.04.2017
Piancho
Piancho
¿Qué tal mis amigos? ¿Cómo están todos Ustedes? Espero que muy pero muy bien
Yo acá de nuevo tecleando para ganarme los “garbanzos” o las “efectividades conducentes”, que le dicen algunos, cuando quieren hablar de dinero, esta es una manera vieeeeeeja, tiene más de 100 años por estos días. Ustedes se estarán preguntando por qué me voy tan lejos y al final de todos los temas, hoy hablaremos, les diré. No les dije, pero les digo, con unas ganas tremendas, estoy trabajando en este momento. No sé si es el tiempo, la estación o simplemente es que arrancó la “poitica” como decía un amigo a la hora de decir política. Hablando de lo último, estos días conversando con una amiga me decía, que es un hermoso tiempo el que se avecina pues la gente cada vez vota mejor y ahora será igual, habrá sido seguro esa posibilidad la que me dio como un “impulso vital” en todo, es como si me hubieran oído un poco, muy poco, pero algo es algo. ¿Vieron la foto de la cabeza? ¿La que comienza la nota? ¿Impresionante no? Estaba hoy por poner sólo esa foto en esta nuestra comunicación de tan expresiva, cruel, indiferente y feroces que muestra a los hombres, en su condición de tales. Es, diría un sociólogo, una foto de la Argentina de hoy ¿Ustedes que piensan de eso? Para mí es una pequeñez de la Argentina de hoy. Ustedes dirán que no, que es la foto perfecta de un homicidio. Pues yo les recuerdo que en este instante que leen esta nota y al momento que se escribía, se morían decenas de hambres y enfermedades de los más de 14 millones de hombres, mujeres, jóvenes y niños pobres e indigentes de esta nuestra Argentina de hoy, ¿que dicen de eso? ¿Es mucho más terrible y dramático que la foto no? Sin embargo, la indiferencia e individualismo en el que vivimos, nos lleva a pensar que la foto que se publica es más impactante. ¿Saben por qué? Porque la técnica principal de estos días, de aquellos que de alguna u otra manera forman a la opinión pública, es hacernos creer que lo que vemos únicamente es real, lo otro no, el dolor, la miseria, el hambre, la indigencia homicida que se lleva miles de vidas humanas, como está oculta no existe directamente en nuestras vidas. Cumple su objetivo el no mostrar. Nuestra indiferencia lo ayuda. Hablando de ayuda, hoy les voy a contar lo ayudado que están algunos por la vida. Ya les conté la existencia de los que no tienen ayuda de nadie. O que como Emmanuel Balbo, son víctimas de la conducta animal, abusadora, cobarde de los empandillados que se esconden como “barras” para cometer delitos, homicidios en el caso de la foto del joven cordobés, hincha del equipo de Belgrano de Córdoba, muerto por los hinchas de Belgrano, por creerlos hincha de Talleres de Córdoba. La paradoja tremenda se produce por la indiferencia cruel, homicida de los miles de hombres, mujeres y niños que estaban en la cancha de fútbol en ese instante, transformados todos en animales, cazando como las hienas a un ser humano, que no pudo escapar a sus fauces feroces. Digo hienas porque cazan y matan a los demás animales en manadas, 20 ó 30 hienas para cazar a un animal. Díganme sino ¿qué se aprecia en los rostros de los animales de la foto? Son hienas. Pero mejor seguimos.
DINERO “FRESCO”
Vieron que les dije más arriba que algunas personas están siendo “ayudadas” por su realidad y claro el entorno donde están, les cuento dos casos que me electrizaron estos días. Se trata de dinero “vivo”, el que algunos manejen casi siempre en el tome y daca, que para las almas que no lo conocen se trata del cambio descarnado de algo por algo. Yo hago alguna actividad, cualquiera y me pagas en el acto. ¿Con recibo se pregunta Usted? Nooo, para nada, generalmente las actividades ilegales se manejan de esa forma. Pero vamos avanzando ahora que sabemos qué es el “toma y daca”. El primer “hecho” se trata del robo que fue víctima o apareció en un primer momento como tal un empleado de la Administración Pública, al que los amigos de lo ajeno, los ladrones, le entraron a su vivienda y se le llevaron un platón como 1.500.000 de pesos en total, según me contó el Aniceto, un viejo sargento, que no ve la hora que lo jubilen, porque no da para más, le digo en serio. El asaltado es el encargado del programa “Conozca Misiones con mi Escuela”. Una linda actividad para que los niños de diferentes localidades de la Provincia la conozcan, sobre todo la Capital, Posadas. Hace años que funciona, cumpliendo siempre sus objetivos y quedando todo el mundo muy conforme. Por esto mismo, casi pasando inadvertido de todo el programa, el robo puso miles de ojos encima de la pobre víctima. Qué rapidito salió a dar explicaciones aunque nadie le pidiera, con seriedad. El hombre, a quien le quisiera escuchar, comenzó a contar que el dinero en realidad no era de él siendo la dueña la pareja, una señora que se dedica a la óptica. Excelente “rinde” tiene la actividad por lo visto de esos hermosos ahorros, que manifestó el funcionario “eran para pagar a un proveedor de lentes”. Hasta acá parte del relato, que no dejará de quitarle el sueño a más de uno, sobre todo a los que hacen “filas” en las ventanillas del Estado para cobrar los dineros que les deben. Por eso cayó casi como un misil venido de Corea en ese ambiente el robo y el conocimiento general que a los acreedores del programa “Conozca Misiones con mi Escuela” se les canceló casi que un par de días antes del robo, como 5 “palos”, dejando satisfechos a los pobres transportistas y por supuesto con la lengua por el piso al resto, que pasaron “sequísimos” estas fiestas y seguramente las que vienen. Miren, para darles una idea, hasta a mí me causó sorpresa el pago de los 5 “palos”, conociendo (por ahí no a fondo) que los dineritos del Estado se cuentan de a moneditas, casi como el 15 centavos que no existe para pagar la SUBE sino uno no va en el cole acá en Posadas. Bueno, el tema es que además del pago parece que existen “gestores” para agilizar el tema de los pagos, llegando a cobrar razonablemente un 30% por ese “servicio”. Un dinerito que no muchos pagan con alegría. Hablando de esto, el sargento que les conté me manifestó que las pesquisas están orientadas a un disgustado que mandó a hacer el robo del millón largo, que justo pero justo calza. Hasta acá el puterío de lo ocurrido. ¿Ha Usted no le hace “ruido”? ¿No le suena “raro” todo? ¿Justo se pagan 5 “palos” y en el área un “achaque” de un “palo” y medio? Iremos viendo las cosas que se vayan investigando, en este caso. El otro “hecho” que me dejó casi “negro” de la sorpresa, fue la “pequeña” diferencia que se presentó en Puerto Rico, con la construcción de un cerco, pero “pedorro” mismo. Algunos que están bufando contra el Intendente, hicieron la odiosa comparación de lo que se pagó por un trabajo más importante y caro por supuesto con este del “cerco”. Le dio como 90 mil pesos de diferencia, medio grande los “numeritos” por un cerquito mal pintado. Bueno, medio que se les está yendo la mano a algunos, que en realidad a la hora de los méritos, esfuerzos y ni hablar de “trabajo” están medio que últimos. Me digo y me pregunto, ¿qué es lo que está pasando? ¿Es que los pocos dineritos están medio que en las manos equivocadas? No sé, vamos a averiguar, me parece que todos nos merecemos un poco de claridad en esto. Bueno, me contaba un viejo conocedor de los vericuetos de la administración, que existe una señora que “pasó” por la función en el programa, ese que hablamos, que sabe bastante de eso del 30 por ciento. Yo, la verdad que no puedo creer la cuestión esta de la pobre óptica robada, pero me digo a mi mismo, no hagas lo que hace todo el mundo, que siempre la pobre víctima es la primera culpable, encontrando un poco de consuelo en eso por nuestros dineritos que pueden andar dando vueltas por ahí en manos equivocadas y sin derecho a nada, sin mérito alguno.
“MI PAPÁ MATÓ A MI MAMÁ”
Le dijo llorando un pequeño niño, aterrado de miedo, a una vecina que vino a socorrerlo ante su angustioso pedido. La feroz matanza, la verdadera carnicería que realizó el ahora detenido Barúa a su pareja y madre de 4 niños, no tiene antecedentes en la localidad de Eldorado. El femicidio se produjo el pasado lunes por la noche, siendo detenido el asesino al rato nomás del hecho. En horas de la noche, tipo 22:30, una vecina escuchó los gritos de la infortunada Paulina Portillo, pidiendo socorro. Los vecinos llamaron a la policía, pero lamentablemente llegaron tarde. Cuando llegaron Paulina estaba en un charco enorme de sangre, los 4 hijos que tuvo con Barúa encerrados en una habitación en estado casi de locura por el miedo, de lo que les tocó vivir unos momentos antes. Una de las vecinas más cercana a Paulina, que entró a la casa como testigo de lo que allí había sucedido, relató que … “Cuando subo corriendo vi el patrullero, también vi a Maxi (Maximino Barúa) que corría con el machete en mano, por miedo no le seguí, preferí ir a ver por mi vecina. Pero al llegar al lugar la policía no me dejó entrar a la vivienda porque no soy propietaria. Pero ingresé como testigo. Cuando entré a la casa la llamé a Paulina, nadie contestó. La casa estaba oscura. Los chicos estaban con miedo encerrados en una habitación. Uno de ellos me dijo 'mi papá mató a mi mamá'. Al momento de encontrarlos a los chicos, uno estaba debajo la cama, otro acostado en la cama con las manos en el cuello, la nena de diez años con el bebé en otra habitación, estaban aterrados. Siendo chicos inocentes no dijeron nada, a pesar de que les decía mi nombre nunca respondieron. Luego pregunté a uno de los efectivos que estaba en el lugar: ¿está viva?, el policía dice ¡No! vamos a esperar que venga la ambulancia…”. A esas alturas, Paulina, que vivió desde los 14 años con el monstruo que le quitó la vida, según los testigos y vecinos que vieron el cadáver mientras estuvo en la habitación de la tragedia, afirmaron que sufrió entre 40 y 60 puñaladas la mujer que pagó con su vida el alcohol al cual era afecto el “Maxi”, atribuyéndole los testigo a la bebida su carácter violento y “maltratador”. “Son peligrosos en esa familia”, afirmó la mamá de Paulina, en referencia a la parentela que tendría el homicida en el vecino Paraguay. “Maxi” fue detenido por la policía que montó un cerrojo en toda la ciudad hasta que logró detectar al feroz femicida cuando pretendía subir a un taxi para darse a la fuga. En ese momento intentó ganar el monte, pero rápido el personal policial lo capturó. Un final horroroso para una historia de amor que comenzó casi siendo niños la Paulina y el Maxi. Que ahora dejó a sus 4 pequeños hijos solos en el Mundo, sin una guía que los conduzca por la senda del bien. Largos años aguardan al femicida, en los cuales los pequeños ni siquiera alcanzaran a reconocerlo como su padre, más allá que la hora de la matanza de su madre a manos del machete empuñado por su padre, los acompañarán mientras vivan. La sangre de los más de 40 machetazos trozando la carne de la Paulina, será el signo dominante de los días de los inocentes niños. Una tragedia más de estos días donde la indiferencia, el terror y la violencia se encuentran entronizados en lo más alto.
Mis amigos, me despido. Es difícil llevarles y dejarles una palabra de aliento con todos estos mensajes que nos deja la realidad. Cuídense la salú estos días que cambia el clima rápido. Hagan el amor como nos enseña Jesús, sean solidarios con los más humildes y necesitados. Con las gracias de siempre por tenernos en sus manos permitiendo que podamos salir a las calles, les dejo un abrazo, deseándoles que estén todos muy bien. Hasta la semana que viene. Piancho de la Calle
Enviar
Comentarios


CANAL 2 MISIONES

Tapa Semanario 4844
Tapa Semanario 4844
Tapa 4845
Tapa 4845
Contratapa 4845
Contratapa 4845

Ministerio De La Industria
Ministerio De La Industria
Casino Club Posadas Misiones

CANAL 2 MISIONES




La Verdad SRL ®2003 DNDA N° 5244171
Rademacher 3715
Tel.: (0376) 442-2024 | 443-9556
Email: noticiasdelacalle@gmail.com
Posadas - Misiones - Argentina
Volver Arriba
- Tapa
- Contratapa
- Provinciales
- Carta de Lectores
- Hechos
- Murmullos

- Piancho
- Entretenimiento
- Clasificados
- Ediciones Anteriores