ABUELOS MOLESTOS: EL PAPA LLAMÓ “ABUELA” A EUROPA

Dom 30/11/2014 | Archivo

El Papa habló con dureza sobre la situación actual de Europa; a algunos abuelos no les gustó que Francisco le dijera “abuela” para descalificarla. La historia que hay detrás del llamativo paro de transportes en la mañana del jueves. Por casa hubo otra semana brava y parece que no va a ser la última
El viaje: relámpago, solo le demandó 4 horas. La recepción: emocionante, lo ovacionó de pie todo el Parlamento Europeo. El discurso: electrizante, dijo verdades a las que muy pocos se habían atrevido. Pero algunos, veteranas y veteranos de este lado del Planeta, se mostraron sorprendidos por la palabra que metafóricamente usó el Papa para graficar la descomposición de esa región. El Papa Francisco llamó “abuela” a Europa. Muchos abuelos de estos lares consideran que tienen una dignidad que carece la decadente Europa. Francisco sabe que nuestra cultura fue moldeada por el pensamiento greco-romano. Que nuestras instituciones fueron ideadas, siglos atrás, por pensadores que copiaron -sin reparar en los aquí existentes- los modelos de otros lugares, la mayoría de ellos provenientes de la misma Europa y sus dos mil años de historia. Todo ello es fruto de una inmigración de la cual Jorge Bergoglio y muchos de nosotros somos herederos indudables. Pero nadie debe olvidar que aquí, al igual que en la mayor parte del mundo, hubo otras civilizaciones y culturas. La forzada integración de ellas al fenómeno inmigratorio generó esta cultura que merece ser reconocida como distinta y que está en deuda con la desarrollada por los primitivos habitantes. Ese reconocimiento es imprescindible si queremos evitar que las culturas más antiguas, de esta región del mundo, sean utilizadas por el poder imperial para destruir -al servicio de sus intereses- estas incipientes e independientes formaciones que apenas tienen uno o dos siglos de existencia. Estas culturas están en pleno proceso de formación en cada uno de nuestros países. Es posible que la Iglesia deba preocuparse un poco más por la esencia de estas culturas que por el envejecimiento y debilidad de una mustia Europa. Más allá de esta “observación”, Francisco dijo en la cara de los miembros del Consejo de Europa “Hoy tenemos ante nuestros ojos la imagen de una Europa herida, por las muchas pruebas del pasado pero también por la crisis del presente (…) el Viejo Continente ya no parece ser capaz de hacerle frente con la vitalidad y la energía del pasado. Una Europa un poco cansada y pesimista que se siente asediada por las novedades de otros continentes". Minutos antes, frente a los parlamentarios de la Unión Europea había afirmado que “No se puede tolerar que el mar Mediterráneo se convierta en un gran cementerio de inmigrantes”, refiriéndose a los emigrados africanos que mueren en ese mar tratando de llegar a las costas europeas. Fue en ese marco que el Papa Francisco dijo: “Se recibe una impresión general de una Europa abuela que ya no es fértil ni vivaz”. El Papa habló de las “instituciones distantes” de la gente de esa Europa. Si eso ocurre en Europa, que creó tales instituciones, podemos imaginarnos lo que pasa con las nuestras, copiadas de aquellas que ahora son consideradas lejanas a los intereses de sus pueblos. PARO DE TRANSPORTE Y UNA HISTORIA POCO CONOCIDA El jueves por la mañana resultó ser algo atípico. Una veintena de gremios del transporte habían decretado un paro, disimulado bajo un “Estado de Asamblea” para evitar que se pueda dictar una “Conciliación Obligatoria” que los afectara. La modalidad principal del paro fue concretarlo de 4:00 a 7:00 de la mañana, aunque en algunos casos se extendió algo más. Es decir, el horario en que la mayor parte de los trabajadores de las grandes ciudades se desplazan hacia sus puestos de trabajo. Eso hizo que en esos lugares, este movimiento se hiciera sentir afectando las labores de vastos sectores. Esta medida de fuerza fue un aviso al Gobierno y tenía por principal objetivo lograr que se reduzca el impuesto a las ganancias que pagan los trabajadores. Cada día que pasa éste afecta a un mayor número de trabajadores, con el medio aguinaldo sería una suma importante. Lo llamativo del caso es que el paro no fue decretado por ninguna de las 5 centrales sindicales sino por un conglomerado de gremios que forman parte de varias de ellas. Esta es la novedad y no es una casualidad, detrás de ello hay una larga historia que vale la pena conocer. En el año 2003, Néstor Kirchner había llegado a la Presidencia del país. Hugo Moyano, desde el gremio de camioneros, junto a su mentor y estratega mayor de aquel sindicalismo, Juan Manuel “el Bocha” Palacios, desde la UTA, planificaban su llegada a una CGT unificada. En su plan estratégico figuraba tener la capacidad de paralizar el país como medio para fortalecer las reivindicaciones económicas de los trabajadores y el poder político de esa dirigencia. Tenían como alternativa controlar la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), intervenida por la dictadura en 1978. Sabían que desde allí, con o sin la CGT, podían parar el país. Néstor Kirchner, aliado de esta dupla que había fundado el Movimiento de Trabajadores Argentinos –MTA- para enfrentar a Carlos Menem, les devolvió la personería de la mencionada Confederación; Palacios fue su Secretario General. En el 2004, completaron su poder llegando a la CGT, Moyano en la Secretaría General, y Palacios en la de Prensa. Algo pasó y Palacios, se supone que ante la amenaza de algunas “carpetas”, renunció a todos sus cargos y marchó a Miami. En el 2011, regresó al país y en un extraño accidente automovilístico perdió la vida. Juan Carlos Schmid, del gremio de Dragado y Balizamiento, actual titular de la CATT y ladero de Moyano, fue el vocero del paro mañanero del jueves pasado. Esta ha sido la primera demostración de fuerza de los gremios del transporte por fuera de las centrales sindicales. Este es el dato más nuevo e importante de ese acontecimiento. OTRA SEMANA BRAVA Y PARECE QUE NO SERÁ LA ÚLTIMA Terminó otra semana brava. El ruido más grande lo produjeron los choques entre el juez Claudio Bonadío y el cristinismo. La semana pasada, dimos cuenta de este enfrentamiento y que los protagonistas recién estaban mostrando sus primeras cartas. A la denuncia -más tarde moderada- de la diputada del FAP/Unen, Margarita Stolbizer, le siguieron los allanamientos ordenados por Bonadío. El Gobierno, encarnado en algunas frases de la propia Presidenta debidamente profundizadas por sus adláteres más conspicuos, imaginó que devolviéndole “atenciones” el Juez podría menguar sus ataques. Acusaron al allanador. Primero trajeron al ruedo fallas, en una empresa en la que tiene participación, muy semejantes con las faltas formales imputadas al emprendimiento hotelero vinculada a la familia Kirchner. Más tarde, las imputaciones sobre el Juez se fueron agrandando, ya se hablaba de “enriquecimiento ilícito”. Horas después, Bonadío subió la parada. La investigación incorporó otros hoteles y más allanamientos, ampliando el objetivo de la investigación. Ya no serían cuestiones formales de tipo administrativo, sino los remanidos temas acerca de los vínculos entre los Kirchner con los múltiples negocios de Lázaro Báez. Como un boxeador que no está dispuesto a que lo acorralen contra las cuerdas, el Gobierno respondió. Por un lado, pidieron el juicio político, por “mal desempeño”, al mencionado juez. Por otro lado, salió al ruedo Ricardo Echegaray, el Jefe de Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Éste presentó una denuncia contra el Banco inglés HSBC con una andanada de acusaciones. Según las mismas, 4.040 personas o entidades que operan en nuestro país ocultan fondos en una sucursal suiza de ese Banco, a los fines de evadir impuestos. Esa evasión podría alcanzar los 3 mil millones de dólares. Acusaba al Presidente de la sucursal local de ese Banco, lo que éste desmentiría pocas horas después, y trascendieron los nombres de los otros evasores. Esta denuncia no parece casual y da un indicio de una nueva estrategia del Gobierno. Se trata de involucrar a muchas personas y empresas, que son parte del sistema de poder económico, en el fango de los problemas legales. Pareciera que el guión de este escenario lo hubiera escrito Enrique Santos Discépolo, cuando en su “Cambalache” nos recordaba: “Que el mundo fue y será una porquería ya lo sé y // (…) ya no hay quien lo niegue, // (…) vivimos revolcados en un merengue // y en el mismo lodo todos manoseados”. Seguramente este conflicto, que alimentará abundantemente a los buscadores de datos sobre negocios “non sanctos”, se multiplicará de aquí en más y hasta que culminen las próximas elecciones presidenciales. En estos días, el gobierno pareció contar con un poco de aire fresco en su sector externo, si bien se mantienen problemas de insumos en varios aspectos vinculados a nuestra producción industrial y sectores muy sensibles como el hospitalario, hay signos de normalización en otros. En este sentido, la industria automotriz recibió seguridades que, para el año que viene, contará con los dólares necesarios para mantener un buen nivel de actividad. Algo semejante se puede decir de las empresas ensambladoras de Tierra del Fuego. Estos dos sectores son claves para que no siga cayendo el empleo industrial. El otro “pozo negro” que se traga nuestros exiguos dólares es el sector energético. En este caso, también se produjo una reducción de las demandas de divisas, ello fue posible por la menor actividad económica, por la baja de precios de los hidrocarburos y porque hubo una compra excesiva en los meses previos. Pensando en lo que puede ser el próximo mes de diciembre, se puede decir que continuará la progresiva reducción de subsidios a empresas prestadoras de servicios públicos. En el próximo mes, esta reducción se notará en el sector eléctrico. Por último, los obispos de Chubut criticaron a los legisladores que desestimaron la “iniciativa popular” contra la megaminería, promovida por la Unión de Asambleas Populares. Dicha “iniciativa” planteaba prohibir tal actividad en esa provincia patagónica. Los legisladores aprobaron (15 a 12 votos) sólo su suspensión por 120 días. Mientras se debatía, un diputado recibía instrucciones de una minera en su celular y en las escalinatas la policía reprimía a los asambleístas. Enfrente, festejaban grupos vinculados a los sindicatos de la UOCRA, Petroleros y Mineros, Dijeron los obispos: “Nos sorprende y nos duele el modo como ha sido tratada la ley”. Desde la Iglesia recordaron que eso aconteció en el mismo momento que el Papa Francisco sostenía, ante el Parlamento de la Unión Europea: “Esta Tierra nuestra necesita de continuos cuidados y atenciones, y cada uno tiene una responsabilidad personal en la custodia de la creación, don precioso que Dios ha puesto en las manos de los hombres (...) la naturaleza está a nuestra disposición, podemos disfrutarla y hacer buen uso de ella; por otra parte, significa que no somos los dueños. Custodios, pero no dueños (...) A menudo nos guiamos por la soberbia de dominar, de poseer, de manipular, de explotar; no la custodiamos, no la respetamos, no la consideramos como un don gratuito que hay que cuidar. Respetar el ambiente no significa sólo limitarse a evitar estropearla, sino también utilizarla para el bien (...) el respeto por la naturaleza nos recuerda que el hombre mismo es parte fundamental de ella".

NOTICIA DE ARCHIVO


COMPARTÍ ESTA NOTA